lunes, 15 de octubre de 2012

Pan "Zapatilla"














                  Este mes  en Bake The World nos proponen hacer pan de Chapata, yo he aprovechado que tengo  el libro de Richard Bertinet, y he hecho la  receta con su técnica de amasado. Para hacerlo un poco más claro, he grabado unos vídeos, que aunque no son muy buenos, al menos espero que sean prácticos y sirvan para explicarme mejor.

           Pero antes, un poco de historia: la Chapata ó Ciabatta es un pan de origen italiano, que se caracteriza por su corteza crujiente y su interior con poca miga y  grandes alveolos, tiene un sabor muy característico que le aporta el aceite de oliva y la masa madre ó fermento.Su nombre se debe a su forma, nosotros lo hemos traducido como chapata, pero su traducción literal es Zapatilla.

           Bertinet utiliza en su receta aceite de aguacate, que le aporta color y sabor diferentes.En este caso, la verdad es que ni me lo he planteado, ya sabéis que soy fan incondicional del buen aceite de oliva, pero si os pica la curiosidad podéis probar, seguro que sale estupendo, las cantidades son idénticas.

            Vamos con la receta:





                 Ingredientes para la Masa Madre:

            - 350 grs. de harina normal, (yo la compro en mi panadería).
            - 180 grs. de agua mineral.
            - 4  grs. de levadura  fresca.


                Ingredientes para la Masa:

            - 450 grs. de harina de fuerza (yo compro la de Harimsa).
            - 10 grs. de levadura fresca.
            - 340 grs. de agua mineral.
            - 50 grs. de aceite de oliva virgen extra, mejor si es de cultivo ecológico.
            - 15 grs. de sal fina.


           Preparación de la Masa Madre:

            1. Comenzaremos a preparar la masa madre en  la víspera, pues necesita tiempo para fermentar.
            2. Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea (unos 6 ó 7 minutos).
            3. Hacemos una bola con la masa y la colocamos en un bol, cubierta con film y tapada con un paño grueso.




            4. La dejamos reposar durante 20 horas (el tiempo es aproximado, éste es el que yo he esperado, pero dependerá de la temperatura que tengamos en casa, comprobamos que está lista cuando haya doblado su volumen y esté esponjosa).









            Preparación de las Chapatas:

             1. Volcamos la harina en un bol y mezclamos con la levadura, frotándola con los dedos.
             2. Añadimos la masa madre, el agua, el aceite y la sal.










          

            3. Mezclamos bien los ingredientes.
Os dejo con el primero de los vídeos, para verlo más claro.



video
 
 
 

                    5. Una vez que la masa está lista, la volcamos sobre la mesa enharinada y amasamos con la técnica de Bertinet.





video

 
 
 Con esta técnica de amasado, estamos incorporando aire a la masa, así quedará una miga más ligera, sin apelmasar, con los "ojos" característicos de la Chapata.
 
 

video

 
 
                     4. Una vez que tenemos la masa en el bol (untado de aceite), la dejamos en reposo, tapada con un paño, durante un par de horas aproximadamente, hasta que doble su volumen.
 
 
                       
 
 
 
 
                        
 
 
 
              5. Volcamos la masa sobre la mesa enharinada, la estiramos con los dedos, aplastándola un poco y la dividimos en cuatro tiras  (salen 4 chapatas grandes, si preferís más pequeñas, dividir la masa en tiras más pequeñas).
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
                     6.  Ahora doblaremos cada tira en tres, hacia el medio, y después las doblamos a la mitad a lo largo, mejor lo veis en las fotos:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                    7. Ponemos a precalentar el horno a 220º.
 
                    8 . Colocamos las chapatas sobre un paño enharinado, las tapamos con otro paño y las dejamos levar hasta que doblen su volumen, en este caso, 45 minutos.
 
 
 









                     9. Enharinamos la bandeja del horno. Cogemos una chapata, le damos la vuelta,la estiramos y aplastamos un poco con los dedos, para acabar de darle esa forma plana característica, y la ponemos sobre la bandeja enharinada.
Repetimos con las demás piezas.

              10. Horneamos a 220º unos 20 minutos, hasta que estén doradas, para que la corteza quede crujiente, tenemos que añadir vapor a la cocción, podemos pulverizar agua sobre las paredes del horno cuando vamos a meter el pan, ó colocar un pequeño recipiente con agua en la bandeja.






 
 
 
 
 
                   Si os parece mucha cantidad, podéis dividir los ingredientes y hacer menos, pero yo os  recomiendo que una vez que pasamos todo el trabajo mejor que hagamos cantidad, si horneamos las chapatas la mitad de tiempo, después de enfriarlas podemos congelarlas, cuando queramos, las tendremos listas con sólo 10 minutos de horno.
 
            El pan de chapata es ideal para hacer bocadillos, cualquier cosa le va bien, esta vez he elegido algo dulce... bocata de chocolate con aceite de oliva, ¿os apetece?......
 
 
 
 
 
 
 
 
           ¡¡¡ Buen provecho !!!
 
 
 
 
 


Etiquetas: , ,