miércoles, 27 de marzo de 2013

Espinacas con Garbanzos, Paso a Paso











                    Como os comenté en la entrada anterior, estamos pasando unos días en Córdoba, y me he metido en la cocina de mi madre para cocinar con ella platos típicos de estos días, hasta ha hecho el esfuerzo de pesar los ingredientes, ella nunca utiliza la báscula y mucho menos para preparar estos platos típicos que conoce de toda la vida.

              Me cuenta que este plato lo conoce de siempre, en su pueblo (Castro del Río), ya lo preparaban su madre y sus tías para Semana Santa, era costumbre cocinar el Jueves por la mañana para que el Viernes Santo no se hiciera nada de comida, hasta el sábado no se volvía a cocinar.

              Preparaban las espinacas con garbanzos, tomate con bacalao.... y los dulces típicos:  magdalenas, roscos de vino, roscos de agua, pestiños, etc.
             
              He aprovechado que es mi madre la que trabaja, para hacer yo las fotografías de todo el proceso, casi que no hay nada que explicar, las imágenes son muy claras. Os animo a que probéis este plato, está delicioso.


               Ingredientes: (para seis)

               - 2 kg. de espinacas,
               - 200 grs. de garbanzos,
               - 1 guindilla,
               - 1 cabeza de ajos, pelados y partidos en rodajas finas,
               - 2 cucharaditas de pimentón dulce,
               - 2 rebanadas de pan (aquí es de tipo candeal),
               - sal a gusto,
               - 1/2 vaso de los de agua de aceite de oliva,
               - vinagre a gusto, aproximadamente 3 cucharadas.





 
 
 
 
                   Preparación:
 
                  
                  -  Se cuecen los garbanzos y cuando estén casi al punto, se añaden las espinacas y se sigue la cocción hasta que estén tiernas.
Escurrimos bien y reservamos.
 
            - En un perol echamos el aceite y freímos el pan.
 
 
                  
 


             - Lo sacamos e inmediatamente lo pasamos a un plato con agua para que se empape bien. lo dejamos en ese plato con el agua.






                     - Mientras tanto, en el mismo aceite que hemos frito el pan, doramos los ajos a fuego medio.

                   



                   - Cuando estén doraditos, añadimos el pimentón y removemos.




                      - Inmediatamente añadimos la guindilla, las espinacas y los garbanzos bien escurridos.






  
 
                   
             - Removemos un poco para mezclar bien y añadimos un poco de sal y el vinagre. 
 
                    - Rehogamos durante 20 minutos.
 
 



                   - Retiramos la guindilla.
            - Trituramos el pan que tenemos reservado con la batidora y lo añadimos al perol.




             - Seguimos rehogando durante 3-4 minutos más, rectificamos de sal y listo.

             - Ya podemos  servir este manjar de la cocina de nuestras abuelas, ó guardarlo para disfrutar el Viernes.







                   ¡¡¡ Buen provecho !!!

 

Etiquetas: , , ,

5 comentarios:

A las 29 de marzo de 2013, 5:01 , Blogger Biendespachao ha dicho...

¡Qué ricos! nosotras los tenemos hoy con acelgas. Te seguimos desde ya. Un saludo!

 
A las 29 de marzo de 2013, 13:10 , Blogger taller de azúcar ha dicho...

Muchas gracias!! Bienvenidas ;)

 
A las 1 de abril de 2013, 4:50 , Blogger Teresa ha dicho...

Que ricos estos platos de toda la vida, mi madre tampoco pesa nada, todo a ojo y cada vez que hace alguno que quiero publicar, me ves a mi pesando todo como una loca, ella se ríe de mi, jajaa!!
Se ve delicioso!!
Besotess

 
A las 1 de abril de 2013, 6:34 , Blogger Margot ha dicho...

Hola Vicki, yo también me levanto cada día con la intención de no hacer mas dulces, pero solo se queda en intención, jajaja.
Besos

 
A las 2 de abril de 2013, 0:29 , Blogger taller de azúcar ha dicho...

¡Qué aburrida la vida sin dulces!
Margot, no pararemos.
Un abrazo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal