martes, 8 de enero de 2013

Mermelada de Feixoas (feijoas)





                          Ya estoy de vuelta, después de unos días de "descanso", tengo ideas nuevas y muchas ganas de trabajar en mi cocina, iré compartiendo todo con vosotros.







                       

                           Hace unos años cuando nos mudamos de casa, una amiga me regaló 4 arbolitos de feixoas, hasta ahora los he cuidado pensando que eran autóctonos de galicia, pero investigando un poco he aprendido que son de la familia de frutas tropicales y que tienen su origen en Brasil (dónde las llaman guayabo del Brasil), Argentina, Paraguay y Uruguay.

La feijoa es un fruto de piel verde y gruesa, del tamaño de un huevo, de carne blanca y algo granulosa, las semillas las tiene en el centro, son pequeñas, y están rodeadas por una parte más viscosa, al cortarla por la mitad a mí me recuerda a un símbolo celta, es muy bonita.







El sabor de la feijoa recuerda un poco al de la piña, es un poco ácida y muy aromática.

Es rica en vitaminas C y B y tiene un alto contenido en yodo, además aporta entre otros: magnesio y calcio.



                    foto del fruto, cuando haga buen tiempo se la hago al árbol para que lo veais.





    La de cosas que he aprendido de esta fruta a la que hasta ahora no le había hecho mucho caso, hasta el año pasado no empezó a dar frutos, y la cosecha fué mala, pero hace unos  días el  temporal ha hecho que cayeran casi todas al suelo, las estuve recogiendo por la mañana y comprobé que tenían muy buen sabor, así que hemos hecho mermelada para aprovechar los frutos que no se han estropeado con el mal tiempo.

    Y aquí tenéis el resultado, os dejo la receta por si tenéis la oportunidad de hacerla.






                 Ingredientes:

                 - feijoas peladas y troceadas (en este caso 840 grs.)
                 - azúcar, la mitad de peso que la fruta (420 grs.)
                 - agua (yo le he añadido 100 grs.)


                 Preparación:


                  - Una vez peladas y troceadas las feijoas, las volcamos en una olla y le añadimos el azúcar y el agua.
                  - Dejamos cocer a fuego medio-bajo, durante aprox. 40 minutos, removiendo de vez en cuando,
                  - Si nos gustan las mermeladas con trocitos ya estará lista.
                 - si por el contrario, os pasa como a mí, que os gustan más finas, pasamos por un pasapurés y volvemos a poner en la olla a cocer de nuevo unos 5 minutos más.
                  - Envasamos en botes de cristal para conservarla durante más tiempo.

                  - Hoy la he tomado con queso, pero con el sabor que tiene, con ese punto ácido, me parece que puede ir muy bien en alguna ensalada ó incluso para acompañar alguna carne, como por ejemplo cinta de lomo asada, la he de probar...




          

                   Nota:

                   - Una vez pelada, si no la vamos a consumir enseguida, debemos echarle unas gotas de limón para que no se oxide.



                   ¡¡¡ Buen provecho !!!

Etiquetas: , , ,

4 comentarios:

A las 8 de enero de 2013, 5:37 , Blogger Marta, cocina y muñecas ha dicho...

Que mermelada casera más rica!!, me encanta la combinación con el queso fresco, besos!!

 
A las 8 de enero de 2013, 6:44 , Blogger taller de azúcar ha dicho...

Gracias Marta!!
Un beso

 
A las 8 de enero de 2013, 11:02 , Blogger lola ha dicho...

que fruta más curiosa no la conocia, la mermelada desde luego tiene una pinta estupenda, oye pero como te queda con ese color si la fruta es muy blanca?

¡¡besos¡¡

 
A las 9 de enero de 2013, 0:24 , Blogger taller de azúcar ha dicho...

Buenos días Lola, yo tampoco conocía la feixoa hasta que llegué aquí, las primeras que ví me las regaló una vecina que tenía un árbol. En cuanto al color, le pasa como a la manzana, ó el membrillo, en cuánto la mezclas con azúcar y la cueces, se va poniendo "morenita", además es una fruta que se óxida muy pronto.
Besos

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal