domingo, 6 de mayo de 2012

Sopaipas para el Día de la Madre




           Hoy toca desayuno especial, con él quiero felicitar a todas las mamás y en especial a la mía:

           ¡¡ FELIZ DÍA DE LA MADRE !!

          Las sopaipas son un desayuno que mi madre nos ha hecho infinidad de domingos y días festivos, recuerdo como mi madre se levantaba bien temprano para prepararlas antes de que nos despertaramos, recuerdo el olor a masa frita inundando toda la casa y los platos llenos de sopaipas para esos desayunos familiares, hoy en día son sus nietos los que le piden que las haga, "como las hace la abuela, no las hace nadie".
          Hoy he sido yo la que ha madrugado para hacerselas a mis hijos (porque la abuela está en Córdoba), y para compartir con vosotros la receta.

         las sopaipas son tradicionales en Córdoba, consisten en una masa sencilla que se toma frita para acompañar el café ó el chocolate en desayunos ó meriendas.
         Como casi todas las recetas de mi madre, ésta la he aprendido a base de verla hacer, de práctica y de ingredientes "a ojo", hoy me he preocupado de medir los ingredientes para daros cantidades más exactas. Espero que os gusten.


           Ingredientes:

         - 500 grs. de harina (normal de panadería),
         - 250 ml. de agua,
         - 1 cucharadita de sal,
         - 50 ml. de aceite de oliva,
         - 1 cucharadita rasa de bicarbonato,


          Preparación:

        - Calentamos  el agua en un cazo y disolvemos la sal en ella, reservamos,
        - En otro cazo templamos  el aceite y reservamos,
        - En un bol vertemos la harina y añadimos el agua, el bicarbonato y el aceite,
        - Amasamos  con ayuda de una cuchara hasta que se integren los ingredientes,
        - Después amasamos con las manos  hasta que se despegue bien la masa del bol,
        - Seguimos amasando con las manos pero ya encima de la mesa, obtendremos una masa que no se pega a las manos ni a la mesa, la amasamos bien durante unos 10 minutos, hasta obtener una bola firme y lisa,



        
     
      
            - Vamos cogiendo pequeñas porciones de masa y las estiramos con el rodillo, mientras tanto tapamos el resto con un paño limpio,





                 -Una vez estirada la masa, la cortamos en láminas alargadas y las freímos en aceite abundante y bien caliente,




              



                     Como podeis ver en la foto, en la sartén se hinchan,





                 - Una vez fritas las ponemos en un plato con un papel de cocina para que absorva el aceite, de todas formas no salen nada aceitosas,


                 - Ya podemos servirlas, nosotros las acompañamos siempre con un cuenco de azúcar "para mojar", y con chocolate ó café, a gusto de cada uno.






               ¡¡¡ Buen provecho !!!

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal